MEDITACIÓN ZAZEN

En las tradiciones espirituales orientales se practican dos tipos principales de meditación tanto de forma independiente como en combinación. El primero es la práctica de la atención receptiva que conduce a estados de discernimiento experiencial, y el segundo las prácticas de concentración que conduce a estados de absorción. El ejemplo más importante del primero de estos tipos es la meditación budista del discernimiento (vipassana), y del segundo tipo es la meditación yóguica expuesta en los Yoga Sutras de Pantajali.

Zen es el nombre en japonés de una tradición del budismo Mahāyāna, cuya práctica se inicia en China bajo el nombre de Chán.
Como toda escuela budista, el Zen tiene sus orígenes en India. La palabra Zen es la lectura en japonés del carácter chino chán, que a su vez es una transcripción del término sánscrito dhyāna (atención plena al momento presente), y traducido normalmente como "meditación".

El principio de la meditación es el conocimiento de sí mismo. Cuando las actividades del yo han cesado, sólo entonces hay silencio. Ese silencio es la verdadera meditación y en ese silencio, lo eterno se manifiesta.

Jiddu Krishnamurti (1895 – 1986) Filósofo y maestro espiritual hindú.

69-1

Zazen es la expresión japonesa para "meditar sentado"  o “meramente sentarse” (Za=sentarse, Zen=meditación). Y puede considerarse como un tipo combinado o integrado de los dos tipos principales de meditación antes expuestos.

¿Pero en que consiste la meditación? ¿qué entendemos por meditar? Considerando estos interrogantes, expondremos los comentarios que algunas personas autorizadas han dicho al respecto.

Meditación no es un medio para algo. Descubrir en todos los momentos de la vida cotidiana qué es verdadero y qué es falso, es meditación. La meditación no es algo por cuyo medio escapáis. Algo en lo que conseguís visiones y toda clase de grandes emociones. Mas el vigilar todos los momentos del día, ver cómo opera vuestro pensamiento, ver funcionar el mecanismo de la defensa, ver los temores, las ambiciones, las codicias y envidias, vigilar todo esto, indagarlo todo el tiempo, eso es meditación, o parte de la meditación.

Jiddu Krishnamurti

Meditar es abrir la puerta del misterio y nosotros mismos somos ese misterio.

Meditar quiere decir transformarse, situar al yo en el lugar que le es propio en la estructura del conjunto de la persona.

Karlfried Dürckheim

Meditación quiere decir muchas cosas: entrar en sí mismo, observar con calma el mundo que nos rodea, encontrar en él materia de reflexión y de toma de consciencia, darse cuenta de la propia consciencia, desapegarse de sí para transformarse en el observador del flujo de los pensamientos, sensaciones, tendencias, visiones, hasta la comprensión de su naturaleza y de su origen.

Lama Anarika Govinda

Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.

G.I Gurdjieff

Descubrí el secreto del mar al meditar acerca de una gota de rocío.

 Kahlil Gibran

A oscuras y segura,/ por la secreta escala disfrazada,/ ¡Oh dichosa ventura!,/ a oscuras y en celada,/ estando ya mi casa sosegada.

 San Juan De La Cruz

Para que el fruto de cualquier práctica meditativa madure, es preciso que el practicante se formule e intente responder a dos preguntas: ¿Por qué meditar? y ¿cómo meditar? Distinguir con claridad el fin de la meditación y hacerlo consciente en cada práctica: Un instrumento de apertura a nuestro Ser esencial, vía regia hacia el núcleo der Ser. De esta forma, el sentido del ejercicio meditativo es el de un ejercicio iniciático; iniciático en el sentido de apertura al misterio, al misterio que somos y al misterio de la vida.

Y mediante una práctica perseverante, dominar una técnica hasta el punto de la asimilación.

71-1

Zazen es un ejercicio meditativo, en quietud y silencio. Consiste en sentarse, sostenidos de forma estable sobre la propia base, en un buen contacto con el suelo (también puede hacerse sentado en silla). Y desde esta actitud de arraigo y estabilidad, tender hacia lo alto, con la columna derecha y hombros relajados, y con sentido de presencia. Las manos recogidas en un gesto de unión, la cabeza ligeramente inclinada hacia delante y la mirada posada en el suelo con foco abierto (postura del sabio).
Se sigue el curso de la respiración, centrados en la zona abdominal (Hara), ejercitándose en la atención plena, estando bien presentes en el aquí y ahora; así el silencio se va haciendo cada vez más profundo.

En la edad media, y dentro de la tradición cristiana, se distinguían tres fases en el ejercicio meditativo: concentratio, meditatio y contemplatio (Ricardo de San Víctor, †1271). Esta estructuración en fases sigue siendo válida para la mayoría de las vías meditativas y de las vías de oración. Estas tres fases representan al mismo tiempo tres modos distintos de estadios de consciencia: una activa y la otra pasiva. La tercera se sitúa más allá de la actividad y la pasividad, es un silencio perceptivo.

En la primera fase, en la de concentración, el meditante hace algo, se concentra en la respiración abdominal y se esfuerza por dirigir él mismo la concentración, lo que no se logra sin esfuerzos continuados. En la segunda fase, meditari, las cosas cambian, algo se hace. Las mismas acciones que en la fase de concentración eran el resultado de esfuerzos, se hacen ahora completamente por sí mismos. Independientemente de toda acción, algo viene al meditante; él lo recibe y se siente transformado. En la tercera fase, contemplatio, es una experiencial excepcional, cuando se produce realmente, más allá del hacer y el no hacer.

72-172-2

Los frutos que se derivan de esta práctica son tan variados, como lo son las personas que a ella se comprometen. Pero en todos, a medida que se practica, se irá produciendo una mayor estabilidad general, acompañado de sentimientos de bienestar, autoestima, buen humor, asertividad y confianza; ello irá generando una actitud y unas respuestas más adecuadas a los retos que nos plantea el mundo, las circunstancias existenciales y las procedentes de uno mismo, con un sentimiento de mayor libertad y orden interno.

En el orden somático, el cuerpo va tomando su forma justa, desprendiéndose de las sobretensiones musculares, las posturas viciadas y los nudos caracteriales. Y se restablecen los mecanismos de autorregulación orgánica.

En la esfera emocional se va produciendo una cada vez mayor serenidad de corazón, sosegándose la angustia y atemperando la ira. El ánimo se estabiliza (ecuanimidad) y las cadenas del apego psicológico se van desprendiendo (desasimiento o desapego).

En el orden intelectual se va produciendo una mayor lucidez, sensibilidad, flexibilidad y racionalidad. Una mayor claridad de discernimiento ante lo verdadero y lo falso, lo esencial y lo secundario. La voluntad se fortalece y se va generando un mayor autocontrol personal.

73-1

74-1

Cuento zen

En uno de sus viajes, el Gobernador se detuvo a presentar sus respetos al Maestro zen.

-“Los asuntos de Estado no me permiten escuchar largos discursos”, dijo el Gobernador. “¿Podrías, pues, decirme en unas cuantas frases la esencia de la religión a un hombre tan ocupado como yo?”

-“Lo diré en una sola palabra, en honor a su Excelencia”. Dijo el maestro zen.

-“¡Increible! ¿Cuál es esa insólita palabra?”

-“ Silencio”.

-“¿Y cuál es el camino hacia el silencio?”

-“La meditación”.

-“¿Y qué es, si se me permite preguntarlo, la meditación?

-“Silencio”.

.

COMPROMISO DE CALIDAD E INNOVACIÓN

Estamos comprometidos a seguir garantizando y cumpliendo con los más altos niveles de calidad de nuestros productos y servicios que, en continua innovación, irán aportando valor, seguridad y eficacia a las necesidades de nuestros clientes.

PRODUCTOS ASOCIADOS

LÍNEA INMUNITARIO/DEFENSAS

Productos que ayudan al refuerzo de las defensas

LÍNEA SISTEMA NERVIOSO

Productos para el bienestar, resistencia y relajación

LÍNEA ENERGÍA Y VITALIDAD

Vitalidad y equilibrio natural desde el primer día

COMPROMISO DE FORMACIÓN CONTINUA

Todos los miembros del Centro de Bienestar están involucrados y comprometidos a estar al corriente de las nuevas tendencias y conocimientos en los campos de la Salud y el Bienestar. La continua y rápida evolución de los conocimientos y las técnicas hace que éste sea un objetico primordial.

NOVEDADES

NEWSLETTER Obtén descuentos ofertas y regalos

Estoy de acuerdo con la política de protección de datos

“Ten paciencia. Espera hasta que el barro se asiente y el agua este clara. Permanece inmóvil hasta que la acción correcta surja por si misma.”
Lao Tzu ( † 531 a. C. ) Filósofo Chino.
INFORMACIÓNFORMACIÓNNOVEDADES TIENDABLOG